Opera se convierte en el navegador de moda

Después de la noticia de que Opera quitara la publicidad de su navegador, las descargas de su producto aumentaron considerablemente. Hasta el momento todo parece apuntar a ser una moda, ya veremos si después de la novedad prevalece como navegador líder, aunque a decir verdad, nunca ha gozado de mala popularidad. Internet Explorer está en decadencia y navegadores como Firefox y Opera están aprovechando este momento con muy buenos resultados y sobre todo, ofreciendo calidad.

Aunándome a este acontecimiento he descargado la última versión en español de Opera, tanto para Linux como para Windows. En ambos casos no he sido defraudado, es muy buen software, con una cantidad considerable de funciones y skins que permiten en mayor grado su personalización.

Podría hacer mención de todo lo que me gusta de este navegador, pero prefiero hacer una descripción de aquellas funciones que no me gustan, razón por la cual no lo he adoptado como navegador predeterminado.

Opera dice ser el navegador más rápido, no se si lo sea y realmente no es lo que me preocupa, sino el que basa la velocidad en su sistema de cacheado. En lo particular, esta característica nunca ha sido de mi aprobación, me hace sentir “extraño” al navegar. Se que se puede omitir, pero eso no me parece la solución, sino el de haber un equilibrio. Hace años lo utilice en Windows y tuve la misma impresión, ahora sigue siendo lo mismo, a pesar del tiempo. Considerando, aparte, que tengo que hacer distintos cambios a páginas Web, me es primordial saber al momento los cambios que he realizado, por lo que con Opera tengo que dar un control+R para recargar la página y verla en tiempo real.

Otra de las cosas que no me gusta es que pesar de sus muchas funciones no se pueden anexar otras que necesitemos, tal como ha pasado con Firefox y sus extensiones. Por ejemplo, necesito en algunas página bloquear imágenes, pero no todas. Hasta donde se, Opera sólo tiene la opción de desactivarlas, pero no da la opción de hacer una selección de éstas.
Los addons o extensiones son excelentes herramientas para hacer lo que necesitemos.

De ahí en más, Opera me parece muy bueno. El descargar skins, por ejemplo, es muy practico, no tienes que ir a su página para seleccionarlos; todo se hace dentro de la misma función de selección. También me parece excelente que se apegue a los estándares. Las paginas Webs vistas desde Opera son otra cosa. Hay que tomarlo muy en cuenta a la hora de desarrollar sitios.

Si bien no es un navegador distribuido como Software Libre, cumple de muy buena manera para lo que ha sido hecho. Anteriormente colocaba un Banner o anuncio ya sea de texto o imagen en la parte superior, que resultaba un tanto molesto, por lo que muchos usuarios no lo utilizaban. Para quitarlo, por obviedad, era necesario pagar la licencia del software. Ahora ha cambiado de política y lo ha dejado libre de anuncios, sin pedir a cambio remuneración. Veamos, más adelante, como se siguen dando las nuevas versiones y si este nuevo plan les resulta a tal grado de seguir por el mismo camino y en segura competencia con los navegadores actuales.

Continuamos en línea.

2 Comments to “Opera se convierte en el navegador de moda”

  1. […] He estado un tanto fuera de línea por problemas diversos, sin embargo, no he estado completamente alejado de la PC. Después de la actualización hecha al sistema que utilizo normalmente, Slackware, me tope con el problema de que se me cerraba solo el Firefox, Mozilla o Epiphany cuando entraba en sitios que necesitaban el plugin Flash. De ahí se me dio el utilizar forzosamente el navegador Opera, por que el problema no afectaba a este navegador, sólo no se veía el contenido Flash. Si desinstalaba el plugin podía acceder a las páginas, pero no se veían las animaciones. […]

  2. OG 25 enero 2008 at 11:48 pm #

    Chido, arriba Opera!


Leave a Reply