Añadiendo un nuevo disco duro en Slackware

Este art­ículo más que una guí­a es sólo una experiencia sobre lo acontecido durante la instalación de un nuevo disco duro en el sistema Linux, en especifico en Slackware.

Hace tiempo que no hacia cambios de hardware en la PC que manejo, aunque ahora me he visto en la necesidad de añadir un nuevo disco duro, hacer particiones y utilizarlas como parte del sistema de archivos. La instalación del disco no me ha dado ningún problema, salvo que olvide conectarlo a la corriente la primera vez y no podí­a ser detectado. Después de ahí­ todo muy bien, así­ que lo que me esperaba de seguido era particionar.

Parted me parece una buena herramienta para este fin, pero utilizarlo en la lí­nea de comandos no me convencí­a del todo. Aún así­ estuve haciendo diversas pruebas, hice particiones, las borre, etc. Fui obteniendo toda la información sobre el tamaño y la ubicación de las particiones y cuando ya tení­a todo listo opte por utilizar GParted LiveCD, un GUI que utiliza Parted. Incluso he escrito una reseña sobre este software, pero no habí­a tenido la oportunidad de probarlo bajo estas circunstancias.

Sin duda es un LiveCD muy bien logrado y bastante útil. Sin embargo, para aquellos con poco conocimiento de Linux o que no han utilizado Slackware podrí­an encontrarse con problemas al inicio, durante los pocos pasos de configuración. Esto por que el LiveCD esta basado en Slackware y por supuesto, guarda mucha semejanza con este al comienzo.

Una vez que cargue GParted particione todo como necesitaba, de manera intuitiva y con una facilidad relativa. Incluso tuve que mover particiones y cambiarlas de tamaño con datos ya dentro. Aunque tardado como suele ser estos procesos, manipule las particiones con información existente sin problema alguno, sin perdida de datos. Realmente fue muy satisfactorio utilizar una herramienta de esta magnitud.

Después de terminado pase a migrar los datos a las particiones. Dentro de estos cambios pase la partición boot a una de las que habí­a creado, nada más que por descuido no habí­a considerado que el cargador de arranque GRUB ya tenia contemplado su anterior ubicación por lo que cuando reinicié el cargador mostraba fallo.

Afortunadamente tenia un disco de GRUB, con el que pude restaurar en poco tiempo el cargador. Este disco esta dentro de mis herramientas para tratar con los problemas del sistema, y me ha funcionado muy bien. También GRUB se puede cargar en un disquet, nada más que no me gusta mucho usar este dispositivo, De todos modos deberí­a de tener uno a la mano… por si las dudas.

Todaví­a no termino de migrar todo, me falta incluso pasar la raí­z del sistema a su nueva partición. Lo que si es que hay herramientas que nos hacen más fácil todo y conocerlas y tenerlas a la mano nos pueden ahorrar muchas horas de trabajo… y de dolores de cabeza.

Continuamos en lí­nea.

Leave a Reply