No hay nada que agradecer, hago lo que tengo que hacer

Este es el slogan que desde hace algunos meses tengo conmigo y que es parte de mi blog personal. Su significado casi lo describe por si mismo, pero me gustaría ampliarlo un poco así como dar los motivos del por que lo he adoptado.

Tengo la convicción que al hacer un trabajo tenemos que hacerlo bien, de la mejor manera posible, independientemente del pago o de la retribución que se obtenga.

Hay gente con mucho talento que necesita que lo estén consintiendo, que les den palmaditas en la espalda, que le hablen bonito para que haga el trabajo que tiene que hacer. Un ejemplo muy claro de ello es en el fútbol. Varios o muchos jugadores necesitan que los estén alentando para que jueguen, para que se integren al equipo, cuando su obligación es hacerlo. Son jugadores “caprichuditos”.

Es muy cierto que cuando reconocen nuestro trabajo y dicen cosas buenas de lo que hacemos nos impulsa a seguir adelante, pero eso no debe de ser una constante para realizar un buen trabajo.

En Espacio Linux de pronto me agradecen por el trabajo que voy realizando y si bien es bueno saber de comentarios positivos, no tengo la necesidad de recibirlos constantemente para hacer mi trabajo. Tengo una obligación la cual debo cumplir y si hay quien me agradezca o no lo que hago, lo tengo que hacer, porque tengo una responsabilidad que llevar a cabo.

Por eso es que el slogan reza así, realmente no tienen que agradecer que haga el trabajo que me toca cumplir. No importa si tengo poca, nula o mucha retribución económica, o de la misma manera un interés personal, lo cierto es que es el trabajo que tengo que realizar y lo tengo que hacer, de la mejor manera posible. Es mi obligación.

Aún así no está demás saber de buenos comentarios por lo que realizó, pero el reconocimiento no es la base para desempañar mi trabajo, donde sea que lo realice. De otra manera siempre estaría esperando la aprobación de los demás para entrar en acción.

“No hay nada que agradecer. Hago lo que tengo que hacer.”

Continuamos en línea.

4 Comments to “No hay nada que agradecer, hago lo que tengo que hacer”

  1. Roylan Suarez Reyes 24 Febrero 2010 at 12:16 pm #

    José Martí. Nuestro apostol Nacional dijo:

    ” Haga cada cual lo que le toca y la obra será imbencible”

    Roylan

  2. Paco Revilla 24 Febrero 2010 at 8:13 pm #

    Buena frase, Roylan. José Martí es de mis autores favoritos 😉

    Un saludo.

  3. Juan Carlos 18 Abril 2010 at 7:54 am #

    … bueno despues de ver primero la antrevista, ahora pase a este sitio y me doy cuenta que hay detras de tus ideas y conceptos, bien arraigada una serie de principios que seguramemte tomaste de algun lugar, es muy probable que de tu primer entorno, tus padres y tu familia, despues tus amigos y conocidos, maestros, etc… de nuevo felicidades,te mando un abrazo, quien se entrega con generosidad recibe, no por retribucion sino como cosa desvelada, reconocer la bendicion de quien te creo y te ama, en los talentos que tienes pues te los dio… Dios

  4. Paco Revilla 19 Abril 2010 at 5:05 pm #

    Gracias de nuevo, Juan Carlos. Un abrazo también para ti y como te dije en un comentario anterior, este tipo de comentarios dan un buen empoujon para seguir adelante.

    Un saludo.


Leave a Reply